Cada vez pagamos mas con tarjetas

Según un estudio que se realizó en el año dos mil dieciséis, cada vez somos más los españoles que pagamos con una tarjeta de crédito o debito. El uso de este medio de pago hace que cada vez usemos menos dinero en metálico y que utilicemos menos los cajeros automáticos.

Los negocios tienen sentimientos encontrados con esta práctica, primero porque cada vez que realizamos un pago mediante una tarjeta los bancos se llevan un porcentaje de esta transacción que aunque es mínima, es dinero que no entra en las cajas de los comercios, otro dato muy interesante es que hace unos años todos los comercios tuvieron que comprar maquinas detectoras de billetes falsos ya que hubo una gran proliferación de estos billetes, sobre todo de veinte y cincuenta euros. Estos billetes de no ser detectados podían arruinar el negocio en cuestión de días, por lo que se pusieron cartas en el asunto. La picaresca de los delincuentes les hace perfeccionar las técnicas de las falsificaciones y cada vez son más difíciles de detectar, sobre todo si no dispones de un detector.

Por esta razón los comercios más pequeños se alegran de que cada vez se page mas con tarjeta, así evitan estafas y engaños. Pensémoslo por un segundo, si utilizamos las tarjetas del banco para realizar las compras también nos ahorramos el engorro de tener que cambiar divisas cada vez que salimos del país, que para los que salimos a menudo es un poco engorroso.

El pago con tarjeta de debito es gratuito para el cliente y no supone ninguna comisión ni ningún interés por parte de la entidad bancaria por eso es una de las modalidades de pago más extendidas en todo el mundo. Si sales de viaje, de vacaciones o simplemente de compras, te ahorras tener que llevar dinero en efectivo, de este modo todo lo que necesitas lo llevas en la tarjeta, así también evitas que los aficionados a lo ajeno te vean sacar dinero en efectivo y decidan que se quieren quedar con él. No digo que el uso de las tarjetas sean todo ventajas, algún defecto tendrá, pero mientras lo encontramos disfrutemos de las ventajas del pago mediante este medio y así no perderemos las monedas o los billetes por llevarlos en el bolsillo. La última tendencia en pagos es esta, o vamos con los tiempos o nos quedamos obsoletos. Tú decides.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *