Archivo por meses: agosto 2019

Consejos para el cambio de la bomba de agua

Published / by AD

La bomba de agua es una de las partes fundamentales de tu coche, porque se encargará de mantener tu motor a una temperatura adecuada. Por ello, debes buscar unos buenos mecanicos de coches para que puedas cambiar bomba de agua, de una manera mucho más eficiente y que tu coche quede en perfecto estado.

Sin embargo, debes tener en cuenta que puedes hacer el cambio por tu cuenta si así lo quieres. En este post te voy a dar unos consejos útiles que te permitirán tomar una decisión sobre el cambio de la bomba de agua, y que te ayudarán a tener tu coche funcionando como nuevo.

¿Qué tener en cuenta al desmontar la bomba?

Antes de desmontar la bomba de agua, tienes que tener presente que el coche debe estar completamente frío y elevado. De esta forma evitarás cualquier quemadura causada por un líquido refrigerante caliente, porque debes proceder a vaciar todo el líquido refrigerante.

Una vez que esté vaciado, es de vital importancia que desconectes todas las mangueras que estén conectadas a la bomba y dejar que el líquido acabe de vaciarse. Cuando el sistema está completamente vacío, debes aflojar el tornillo de fijación, y limpiar los posibles residuos antes de colocar la bomba nueva.

¿Cómo montar la nueva bomba?

Es importante tener en cuenta que, antes de montar la nueva bomba, es indispensable que la compares con la bomba anterior. Esta debe ser igual para que tu coche quede funcionando perfectamente, de lo contrario podrías tener problemas a la hora de colocarla.

Una vez que esto se ha verificado, debes colocar la nueva bomba en su lugar, atornillar los tornillos que aflojaste y colocar nuevamente las mangueras. A continuación, debes proceder a llenar con líquido refrigerante el sistema, y debes purgar el sistema para eliminar el aire excesivo.

¿Cuánto costará la reparación?

El coste de la reparación dependerá exclusivamente del repuesto si lo haces por tu cuenta. En todos los casos, puedes conseguir una bomba de segunda por un precio de 60 hasta 150 euros, y es la opción más recomendable y barata.

Sin embargo, si la reparación no la vas a hacer por tu cuenta, debes sumar la mano de obra a la reparación. En algunos casos este coste suele estar entre los 400 y los 500 euros, aunque algunos talleres pueden cobrarte más dinero, por lo cual debes hacer la cotización de la reparación para que tomes la mejor decisión.